Saltar al contenido
Pajaricos

Struthioniformes

Las struthioniformes son aves paleognatas extintas del Paleoceno, que se originaron en la era de los dinosaurios y perdieron la capacidad de volar a lo largo del tiempo. Estas aves son conocidas por tener mandíbulas antiguas y son reconocidas por su tamaño grande, cuello largo y patas fuertes y largas, lo que les permite correr a una velocidad impresionante de hasta 120 km/h.

A menudo, viven en grupos y son fácilmente distinguibles por género.

El avestruz es el struthioniforme actual más grande, midiendo hasta 2,7 metros y pesando 150 kg. Por otro lado, el kiwi de Nueva Zelanda es el más pequeño, con una altura de entre 20 y 45 cm y un peso de alrededor de 1,5 kg.

CLASES DE STRUTHIONIFORMES

Avestruz Casuario Emú

Kiwi Inanbúes Ñandu

 

ALIMENTACION

La alimentación de las aves struthioniformes está adaptada a su entorno natural y es bastante variada. Su dieta incluye una amplia variedad de alimentos como plantas, frutas y semillas, pero también se alimentan de insectos, gusanos, larvas, hormigas y otros pequeños invertebrados.

HABITAT

Las aves struthioniformes habitan en diferentes hábitats adaptados a sus necesidades específicas. Estos hábitats pueden incluir sabanas, praderas, bosques húmedos y montañosos, donde pueden encontrar alimentos y protección contra los depredadores.

REPRODUCCION

En la época de apareamiento, los machos de las aves struthioniformes,  suelen buscar varias hembras, aunque finalmente eligen solo a una. Una vez que han seleccionado a su pareja, la pareja construye un nido, que generalmente es una depresión cavada en la tierra.

En primavera, la hembra principal pone los huevos en el nido y el macho se encarga de incubarlos durante unos 50 días. Durante el día, la hembra reemplaza al macho en esta tarea. Durante las primeras horas de vida, los polluelos son muy débiles y se limitan a tomar el sol en el nido.

VUELO

La razón por la cual los struthioniformes no pueden volar se debe a su esternón plano sin quilla. Este esternón se ha desarrollado a lo largo del tiempo, debido a que estas aves han ido aumentando de peso al no tener depredadores naturales.

Debido a esta falta de presión evolutiva, las struthioniformes han perdido gradualmente su capacidad para volar, ya que el vuelo requiere una gran cantidad de energía y una estructura ósea adecuada para soportar el peso del cuerpo durante el vuelo. A medida que estas aves crecían en tamaño y peso, se volvieron cada vez más incapaces de volar y, finalmente, perdieron por completo esta habilidad.