Rapaces Falconiformes o Diurnas

Son aves de tamaño grande (el ejemplar más pequeño es el Cernícalo), su pico está algo curvado y es de tamaño grande, lo utilizan para desgarrar la carne de sus presas. Los dedos terminan en garras vigorosas para atrapar las presas.

La vista la tienen muy desarrollada también.
Tabla de contenido

  1. Clases de falconiformes
  2. Dimorfismo
  3. Las rapaces diurnas en la cetreria
  4. Alimentación
  5. Como son los nidos
  6. Reproducción
  7. Vuelo

Clases de Rapaces Diurnas

AbejerosAguilasAguiluchosAlcotanes

AlimochesAzoresBuitresBusardos

CernicalosCulebrerasElaniosEsmerejones

GavilanesHalconesMilanosQuebrantahuesos

Dimorfismo sexual de las Rapaces Diurnas

Existe dimorfismo sexual entre machos y hembras, las hembras suelen tener sus plumas de color pardo, mientras que los machos tienen colores más llamativos.

Las Rapaces diurnas en Cetreria

A las rapaces diurnas se las ha utilizado a lo largo de la historia en cetrería, las criaban, las domesticaban y las adiestraban para cazar desde hace más de 4.000 años.

Alimentación Rapaces Diurnas

Son carnívoras e insectívoras. Cazan a sus presas en vuelo.

Su alimentación se basa en lagartijas, insectos, murciélagos, ratones y aves pequeñas. Algunas especies de esta clasificación también se alimentan de carroña.

Como son los nidos de las Rapaces Diurnas

Suelen anidar en agujeros ya hechos en árboles, edificios, o en lo alto de los acantilados.

Son las hembras las encargadas de la construcción del nido ayudándose con el pico, cogiendo ramitas, hierbas, plumas, etc. que entrelazaran realizando una estructura sólida donde poder poner los huevos.

Reproducción de las Rapaces Diurnas

Son monógamos y la unión de las parejas es para toda la vida. Se cortejan con vuelos de cortejo, ofreciendo el macho comida a la hembra, además de emitir sonidos y buscar un sitio bueno para construir el nido.

La hembra es la encargada de incubar los huevos, mientras tanto el macho la provee de alimento, una vez que nacen los polluelos ambos padres se encargaran de buscar alimento para ellos.

Vuelo de las Rapaces Diurnas

Su cuerpo está cubierto de plumas, estas son duras y compactas para favorecer su rápido vuelo y la realización de picados.

Además, su esqueleto pesa muy poco, debido a sus huesos huecos, lo que favorece el vuelo rápido.

Algunas especies como, por ejemplo, el halcón peregrino, alcanzan velocidades de hasta 300 km/h.